18 de julio de 2017

Mantén a raya el caos, te cuento cómo lo he conseguido yo

Siempre he sido una persona bastante organizada, …, hasta que tuve mi hija y mi vida se dio la vuelta como un calcetín…La cosa aún se complicó más cuando me quedé embarazada de mi segundo hijo, ocho meses después J Y a partir de ahí, fue todo un ir apagando fuegos, saltando de una cosa a otra sin saber muy bien cuál iba a ser la siguiente parada …
El día a día, el trabajo, los niños, la casa, las redes sociales, ..., pueden agotar tu energía y hacerte entrar en un bucle donde cada día parece repetirse una y otra vez como “La historia interminable”. Pero, por qué hay gente cuyos días parecen tener 30 horas mientras que los tuyos parece que se reducen a 12? Sientes que tienes mil cosas por hacer y terminas haciendo las que más te gustan dejando atrás las que más importan y tenías que hacer antes? Tienes sentimiento de bombero? vas apagando fuegos de aquí para allá, sin saber muy bien hacia dónde vas? Te acuestas con la sensación de haber estado trabajando todo el día y no sabes muy bien qué has hecho? Te acuestas dándole vueltas a la cabeza pensando en lo que tienes que hacer al día siguiente y al final te desvelas, pasas mala noche y te levantas que parece que te atropelló un camión? Yo me sentía así hasta hace un par de meses y fue entonces cuando decidí que ya había tocado fondo y me propuse coger las riendas de mi vida y mantener el caos a raya.
No existe una receta mágica para organizarse la vida. Yo personalmente tengo una tarea pendiente con el tema de las comidas, y de momento lo he solucionado poniendo a toda la familia a dieta, sí lo sé, niños incluidos, y lo sé, en verano!!! Horror! Pero decidí cortar de raíz. Así tengo un menú semanal establecido por días, así que, ya sé qué voy a hacer de comer, y de cenar con una semana de antelación, además como la visita a la endocrina es quincenal, me permite organizar mejor la despensa y comprar lo que necesito sin tener que desaprovechar nada. Y, lo que más me gusta! Me ahorro la temida pregunta de “¿Qué toca hoy de cenar?” y también la más temida respuesta “Pues a mi eso no me gusta” A lo que yo suelo ser bastante contundente, “Pues es lo que nos ha mandado la endocrina y es lo que hay” J
Otra cosa que he vuelto a retomar muy en serio, es usar mi agenda y las listas de tareas. Te explico. Esta semana colgué en Instagram y en Facebook, un video en el que os enseñaba parte de esto. En una libreta, preferiblemente mona, porque la llevo conmigo a todos lados, apunto absolutamente todo lo que tengo que hacer, y digo TODO. Y luego, subrayo lo que es urgente, lo que es importante y lo que puede esperar. Esto lo hago con fluorescentes, rosas, azul y verde. Y una vez hecho eso es cuando lo paso a la agenda! Así consigo una visión general de todo lo que tengo que hacer, y al haberlas leído y escrito dos veces me ayuda a interiorizarlas. Entonces, apunto en la agenda según el orden de importancia todo lo que tengo que hacer y a medida que lo voy haciendo voy subrayando con fluorescente. Y ¿por qué subrayo y no tacho? Porque así se mantiene la agenda más limpia y me anima a seguir manteniéndola así J Sabes lo que no me olvido nunca de apuntar en la agenda, sin importar el número de tareas que tenga que hacer? Pues los descansos, sí señor! Tienes que concederte un tiempo para ti, para cuidarte y mimarte, para sentirte bien contigo misma, y para mantener bien bien alta tu autoestima, porque toda esta planificación no sirve de mucho si estás de bajón. Así que, no te sobrecargues, refuerza tu confianza en ti misma, y trabaja por cambiar la percepción que tienes de ti y busca el lado positivo de la vida. Y aunque algunos días sea muy difícil mantener el plan, no desistas, date un margen, sé flexible, respira e inténtalo otra vez… Se puede conseguir ser el dueño de tu vida y de tu tiempo… Todo es difícil antes de ser fácil J

11 de julio de 2017

Rosas Rojas y Beige, ve a la moda con un monedero de patchwork muy floreado


Lo sé, me sale la vena andaluza, es lo que tiene, las raíces tiran,... así que cuando veo floripondios no me puedo resistir...

Este monedero tiene solera,..., empezó como excusa para sacar el patrón para una boquilla nueva que había comprado...y lo que tiene coser de noche ya sabéis, los fallos se ven de día, y los errores se pagan, adivina qué me pasó, ... pues que no le puse guata!!! Horror! Un día malo lo tiene cualquiera, jajaja,
El caso, es que una vez cosido, desmonté todo, y lo dejé enfadada "tirado" en una esquina del armario... 
Hasta que años depués, así como cuatro años ;)) sí, yo soy así con mis cosas, pues cuatro años después salió del armario,... en el transcurso, me dio tiempo a perder la boquilla y todo, así que tuve que empezar de cero, ufff, con lo que me cuesta descoser, pero nada, sin resentimientos, lo descosí entero, cogí otra boquilla, dibujé otro patrón, y bueno, este es el resultado... :)) Y por dentro le cosí, un charm que le compré, a Carmen de Stitchers Inn, que me recuerda lo mucho que me encanta coser, a que es una monada??

Así que aquí está, cuatro años después, resurgido de sus cenizas como el Ave Fénix :))) Y por si alguien se quiere dar el capricho solo tiene que entrar mi tienda online y comprárselo :))


Que paséis buen día de Martessss :))))

Artículos en mi Tienda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...