1 de marzo de 2015

Con un aire retro...





Para celebrar la vuelta al cole en Enero, y como había pasado todas las Navidades sin coser, tenía la necesidad imperiosa de hacerme un bolso. Lo mío con los bolsos es como la que va a la pelu a cambiar de look, ..., cualquier oportunidad es buena para hacerme un bolso y salir de estreno. El caso, es que me hice un bolso chulo chulo, con un aire muy francés y unas telas japonesas, muy muy cucas :)) una combinación que al final resultó bastante bien  (viva la modestia :)


Sin embargo, tenía que tener varios requisitos. Primero, debía tener unos grandes bolsillos laterales. Soy muy buena perdiendo las llaves, (como dicen los psicólogos hay que hablar en positivo),  así que necesitaba algo que me lo dificultase un poco, con unos bolsillos, de aquí te pillo aquí te guardo, pues las llaves las tendría siempre más a mano. Y como son bastante profundos, pues no se corre el riesgo de que se caigan.





Segundo requisito. Tenía que tener un bolsillo específico para guardar el Ipad. Alguna que otra vez me lo he dejado en clase y he tenido que volver a por él :))) Con este bolsillo eso se evitaba, porque era el primer sitio donde mirar según cruzo el umbral de la puerta :)

Tercero. Como ya os he dicho, se me da bastante bien no encontrar las cosas cuando más las necesito,..., siempre que hay un bolso con dos separaciones siempre suele estar lo que buscas en la otra separación, o en mi caso, seguro está debajo, entre separador y separador, que ya es difícil pero a mi me pasa. Qué hice? pues coser el bolsillo central a la costura de la base y al forro y así me evitaba, que se escondiesen las cosas debajo "entre bolsillo" y bolsillo :)

Cuarto. Tenía que ser de cierre con cremallera superior, porque mi marido me dice que siempre llevo el bolso abierto y algún día se me va a perder algo, qué gracioso él, si lo que no sabe es que yo no necesito que el bolso esté abierto para que se me pierdan las cosas ;) El caso, es que le puse cremallera pero no me gustaba que se quedase cerrada justo al mismo nivel que el panel exterior así que la cosí, pero al forro, y así no se notaba la costura por el exterior.

Quinto. Asa ajustable y extensible con cierres giratorios.

Sexto. Un bolsillo interior con separadores, pero solo en el exterior, no quería nada que impidiese los libros en el interior.

Séptimo. Algo de acolchado a mano, para templar los nervios después de unas Navidades con los fierecillas en casa.





Así que con todos los requisitos cumplidos, solo me quedaba salir de paseo a sacarle unas fotos chulis chulis (lo siento Nanny, peeeero es que hacía un día estupendo y había que disfrutarlo)


 














Y con estas vistas de Cabo de Palos y la Manga del Mar menor vista desde la zona del faro, os dejo y os deseo que paséis feliz semana.



Artículos en mi Tienda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...